ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE DOMÓTICA E INMÓTICA

Nueva colaboración con APROIN "Modificación de la Directiva de eficiencia energética"

La Unión Europea ha marcado, entre sus objetivos a corto plazo en materia energética, una moderación de la demanda de energía con la finalidad de que la mejora de la eficiencia energética a lo largo de toda la cadena de energía, desde la generación hasta el uso final de la energía, beneficie al medio ambiente, mejore la calidad del aire y la salud pública, reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero, reduzca la dependencia de las importaciones de energía desde el exterior de la Unión, disminuya la factura energética de los hogares y las empresas, contribuya a atenuar la pobreza energética y propicie la competitividad, un mayor empleo y una mayor actividad económica en todos los sectores de la economía, mejorando por consiguiente la calidad de vida de los ciudadanos.

Teniendo en cuenta que cerca del 40% del consumo de energía final de la Unión Europea se destina a calefacción y refrigeración en edificios, queda claro que son uno de los elementos clave sobre los que actuar para cumplir con estos objetivos. Por ello, los Estados miembros están obligados a establecer estrategias a largo plazo para movilizar inversiones y facilitar la renovación de su parque edificatorio nacional con el objetivo de facilitar la transformación rentable de edificios existentes en edificios de consumo de energía casi nulo (en lo sucesivo, «EECN»). A largo plazo, el parque inmobiliario de la Unión tendrá que pasar a estar compuesto por EECN, en consonancia con los objetivos del Acuerdo de París.

leer articulo

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Joomla SEF URLs by Artio
Back to top